Bodegas Coronado: ruta enogastronómica

Las bodegas que forman parte de vinosdegaraje.com son pequeñas o familiares, centradas en la elaboración tradicional y alejadas de los circuitos industriales. Son bodegas que hacen vinos de autor y producciones muy limitadas, con una interesante historia que te invitamos a visitar virtualmente a través de la web, antes de adquirir nuestros vinos de garaje. Pero si a pesar de ello, te quedas con ganas de más, por supuesto, previa cita (tfno. 676 463 483), puedes visitarlas para comprobar la pasión que ponen en sus elaboraciones de vino.

Hoy te proponemos una visita no sólo enológica sino totalmente gastronómica, comenzando por Bodegas Coronado, que realiza estupendos blancos y tintos que no paran de acumular los prestigiosos premios Bacchus cada año y se ubica en la pequeña localidad de La Alberca de Záncara (Cuenca), a unos 178 km de Madrid y a poco más desde Valencia.





Muy cerca de allí, a tan sólo 8 km, se encuentra Santa María del Campo Rus, cuya quesería no te puedes perder. Se llama casi como el pueblo, Campo Rus, y hace unos quesos manchegos artesanos, muy apreciados, no sólo dentro de nuestro país, y con apuestas muy originales como el queso de azafrán y de ajo negro. Por último, te proponemos que disfrutes de una buena comida, sin salir de Santa María del Campo Rus, en La Posada Real: un restaurante que sirve “la mejor paella del mundo” entre otros muy ricos platos, que además, es alojamiento rural con encanto y que estamos seguros de que te sorprenderá muy gratamente.

Te contamos detalles de todo ello a continuación.


Bodegas Coronado
Encontrarás la bodega a la salida de La Alberca de Záncara. No tiene pérdida porque se ve desde la carretera que cruza el pueblo.


Casildo Coronado decidió crear esta bodega familiar en el año 2002, en esa zona privilegiada entre Cuenca y Albacete de la que no paran se surgir vinos excepcionales, tras una larga tradición de elaboración del vino en su casa de La Alberca de Záncara para la familia y amigos.



Desde el principio, les fue bien, aunque han sido sus hijos, Casildo y Raúl, quienes están aportando personalidad y mayor valor a sus vinos, bajo la Indicación Geográfica Protegida Vinos de la Tierra de Castilla. Hacen un estupendo tandem, ya que Casildo  controla todo lo que ocurre en los viñedos, mientras que Raúl, lidera con pasión el trabajo en bodega.

Siempre alejados del objetivo de las grandes producciones, lo que pretenden es producir en poca cantidad para permitirles cuidar la uva, controlar todo el proceso para que sea lo más natural posible y mimar unos vinos que están hechos con todo el cariño.

Sin ningún tipo de publicidad o promoción, a los hermanos Coronado les quitaban de las manos cada añada. El boca-oreja siempre funcionó muy bien y quien pasa por la bodega y compra, repite. Más aún, si tiene la oportunidad de hablar con Raúl del respetuoso proceso de elaboración y de su amor por la viñas y el vino.

No obstante, en los últimos años los premios Bacchus que han ido acumulando, han hecho que la bodega haya ganado notoriedad en los medios.

La sala de barricas es el lugar más privilegiado de la bodega, donde han conseguido crear un espacio único y singular, perfecto para el reposo de sus vinos. Allí redondean Ilusión de Coronado, Elegancia de Charcon,  sus blancos en barrica como Diverso, y su “joya de la corona” RC, en recipientes de nobles maderas (principalmente roble francés y americano), bajo condiciones de temperatura y humedad, meticulosamente controladas, para obtener mayor viveza, elegancia y complejidad aromática.

Quesería Campo Rus

Esta quesería de Santa María del Campo Rus combina perfectamente tradición y modernidad. Realizan sus quesos a partir de leche de primerísima calidad que proceden de 5 ganaderos de absoluta confianza de ovejas de pasto. Utilizan procedimientos tradicionales adquiridos de generación en generación para obtener quesos de la mayor calidad y lo más naturales posibles, aunque apoyados en las nuevas tecnologías.

Han ganado, casi todos los años, los premios Gran Seleción (Oro) y Fercam, desde 2010. El Pesebre es uno de sus quesos estrella, elaborado con leche cruda no pasteurizada de oveja, pero son varios los quesos que les premian cada año. Además, no paran de innovar produciendo nuevas propuestas como el queso de azafrán o de ajo negro, los cuales probamos y nos encantaron. Todo un acierto. En España son muy apreciados pero como ellos mismos reconocen, mas aún en el exterior ya que tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos, Rusia, China o Japón, el queso manchego es muy valorado. Tienen tienda en la propia fábrica (C/ Carrera, 56) y también on line.

Restaurante La Posada Real

Santa María del Campo Rus es una típica villa manchega, con calles amplias y grandes casonas, de carácter muy popular. Allí llevaron a morir al caballero Jorge Manrique, tras la herida sufrida en el asalto al Castillo de Garcimuñoz (muy cercano al pueblo), puesto que en esos campos estaba instalado el campamento de las tropas reales, al servicio de Isabel I la Católica, en cuyo nombre luchaba el poeta.

Y es aquí donde encontraremos un restaurante muy especial, con un ambiente muy cuidado, famoso por sus estupendos platos, pero últimamente, sobre todo por su paella. Y es que Julián García, su propietario y chef, ha ganado ya 2 veces el primer premio del Concurso Internacional de Paella Valenciana celebrado en la localidad valenciana de Sueca (en 2013 y 2015), el más prestigioso del mundo.

Nosotros la hemos degustado. La clásica de pollo, conejo y caracoles, y realmente nos ha parecido la mejor paella que hemos probado. La muestran en tu mesa aún en la paellera, con una capa finísima de granos enteros, sueltos y de aspecto jugoso, que una vez servido en los platos, resulta de un sabor intenso, con toques de azafrán, aromas de romero, sal en su justa medida y nada de grasa. Sin quitar mérito a la paella, hay que reconocer que el maridaje con el vino Magnolia Garnacha 2017, hizo que el deleite fuera aún mayor. Paella y maridaje perfectos. Tras felicitar a Julián, y como somos muy aficionados a la cocina, no pudimos evitar preguntarle por la receta, la cual nos describió encantado y nos hizo sentir que la paella que habíamos tomado era aún mejor.

No olvidéis que La Posada Real es también alojamiento rural, por lo que si queréis aprovechar para visitar el entorno y sus castillos (Cruz de Jorge Manrique, Castillo de Garcimuñoz, Castillo de Belmonte y Castillo de Alarcón) podéis quedaros a dormir y disfrutareis de sus particulares “habitaciones reales” y un estupendo servicio. Reservas en el teléfono 969 19 63 05.

Castillo de Garcimuñoz

Castillo de Belmonte

Castillo de Alarcón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.